Embarazo: Etapas, sintomas y estimulacion

diciembre 29, 2008



La gestación es una época de grandes cambios en tu ser. Todo tu cuerpo se estará adaptando al desarrollo de tu bebé. Si bien los síntomas y sensaciones pueden variar en cada mujer, trataremos de explicarte de manera sencilla cada etapa que vivirás.

Los primeros días

Entre los días 14 y 16 de un ciclo menstrual, los ovarios expulsan un óvulo maduro, apto para ser fecundado. A veces expulsa mas de uno, caso en el que quizás se de un embarazo múltiple. Pero lo más común es que mes a mes los ovarios sólo expulsen un óvulo. Pues bien, el óvulo es succionado por las trompas de Falopio, que luego lo llevarán al útero. En el período en que el óvulo está maduro en las trompas de Falopio, puede darse la fecundación por un espermatozoide. Una vez el óvulo es fecundado, saldrá de las trompas de Falopio en un período de alrededor de una semana y se alojará en el útero del cual se fijará para desarrollarse paulatinamente, y de él se formará un feto y una placenta. La placenta se adhiere a la pared del útero y se encargará de darle oxígeno, nutrientes y hormonas que tu bebé necesitará para su sano desarrollo. La conexión entre la placenta y el feto se lleva a cabo a través del cordón umbilical que engloba dos arterias y una vena. También comienza la formación del líquido amniótico, cuya función es protectora, algo así como de amortiguación.

En estos primeros días sentirás los primeros síntomas del embarazo. Desde el primer momento que tengas un atraso menstrual, y sospeches de un posible embarazo, ya puedes hacerte un test de orina de los que venden en cualquier farmacia, que son muy fiables. Tienen un 99% de certeza. En caso de que te de positivo, es importante que acudas a un médico, ya que desde el inicio mismo del embarazo es importante que un profesional se encargue de estudiar la evolución del embarazo y de tu salud, de esta manera, al controlarte mes a mes, sabrás si tu embarazo marcha bien o si hay algo a lo que debes prestar atención. Te harán los análisis y estudios correspondientes a cada etapa de tu embarazo. Así sabrás si todo marcha bien contigo y con tu bebé.

Un embarazo normal dura aproximadamente unas 40 semanas, 280 días, contando desde el primer día del último periodo menstrual. Por lo general se divide en tres grandes etapas o trimestres, cada uno de 12 a 13 semanas.



Primer trimestre: semanas 0 a 13 (meses 1 a 3)

Durante el primer mes comienza a formarse la médula espinal y a diferenciarse la cabeza del feto, hacia el final del primer mes su corazón empieza a latir. En el segundo mes se empiezan a formar los rasgos faciales, y las extremidades. En el tercer mes pasa de llamarse embrión a feto, tiene piernas y brazos, quizás ya es posible distinguir su sexo. Ya mueve mucho sus brazos y piernas.

En este período de gestación las probabilidades de un aborto natural son mucho más altas que en las otras etapas del embarazo, por lo tanto deberás prestar cuidado más que nada a lo que consumes: alcohol, drogas, medicamentos, además de otros factores más específicos que deberás consultar con tu médico. Si precisas medicación de algún tipo consulta con el médico, él sabrá decirte que puedes y que no puedes tomar.

Segundo trimestre: semanas 14 a 27 (meses 4 a 6)

Seguramente las nauseas y vómitos disminuyan o desaparezcan totalmente, así como también la sensación de fatiga y el dolor de senos. Tu apetito aumentará, lo que te llevará a un aumento de peso. Este incremento de peso deberá ser controlado mensualmente. No debería superar los 300 gramos semanales. El exceso de aumento de peso puede causar problemas.

El tamaño del útero aumenta considerablemente, puede causarte molestias en el abdomen, ya que el mismo se agranda. Se estiran los ligamentos que sostienen el útero, por lo que puedas sentir dolor de uno u otro lado. Debido a que el tránsito intestinal de la embarazada se hace lento, sumado a que el útero presiona cada vez más toda la zona del vientre, pueden aparecer hemorroides. Por esta razón es muy importante la dieta que ingieras. Te recomiendo muchas verduras, frutas, y sobre todo fibras. Las fibras son la mejor manera natural de ayudarte en esto. Lo mejor para esto es el salvado, consumido a cucharadas, en panes, o de la manera que se te ocurra. Si tu caso de estreñimiento es muy severo consulta al médico, él te recomendará algún laxante que sea inocuo para tu bebé. Pero siempre es mejor solucionar los inconvenientes del embarazo de manera natural.

También pueden aparecer várices, por la presión del útero a la circulación de las piernas, por eso se recomienda algún deporte que favorezca la circulación. Lo mejor es que te muevas, o sea, camina, trata de estar en movimiento, el embarazo no es una enfermedad.

La piel del abdomen y las mamas se estiran, y pueden aparecer estrías. Puede ser que sientas picazón en la piel de estas zonas. Puede aparecer una línea de color oscuro atravesando el abdomen, hasta el pubis. Pueden aparecer manchas en la cara (cloasma), que irán desapareciendo después del parto. Puede haber hinchazón de pies y tobillos. Las areolas de los pezones se pueden oscurecer. Se puede sentir el útero en la parte baja del abdomen. Quizás pueda presentarse un flujo blanquecino, leucorrea, esto es normal, pero si la pérdida es de color o con un poco de sangre se debe consultar al médico inmediatamente.

Alrededor del 4 o 5 mes, en las 20 semanas, comenzarás a sentir el movimiento del bebé.

En esta etapa el cerebro del feto se desarrolla a gran velocidad, se pueden constatar períodos de sueño y vigilia, ya puede comenzar a reaccionar a estímulos auditivos. Sus ojos y orejas están bastante desarrollados. Su piel es muy fina y delicada y está recubierta de vérnix caseosa, y de bello muy fino (lanugo). Ya está ubicado en su posición natural. El feto se mueve mucho, gira, patea. Casi todos sus órganos vitales ya están formados y algunos ya comienzan a funcionar.

Por ello es importante aprovechar este momento en que las conexiones cerebrales del bebé se están formando para entregarle beneficios que perdurarán toda su vida. En este sentido, Babyplus es la herramienta adecuada, ya que está científicamente desarrollada, es seguro para el bebé, y entrega importantes beneficios intelectuales, creativos y emocionales. Miles de padres en todo el mundo lo han comprobado.

Tercer trimestre: semanas 28 a 40 (meses 7 a 9)

El bebé ya tiene un tamaño considerable y puede causar molestias e incomodidad a la embarazada. Quizás te resulte difícil encontrar una posición cómoda, sobre todo para dormir, y quizás sientas que no puedes inhalar aire con profundidad. Sentirás la sensación de que te falta aire. Es que el útero a medida que crezca estará ejerciendo más y más presión en los demás órganos de tu cuerpo, y los pulmones sentirán una falta de aire. Hay ejercicios especiales que pueden ayudarte a sobrellevar la situación. Los problemas de estreñimiento y hemorroides pueden agravarse, por lo que deberás prestar más a tención a los mismos. Sentirás la necesidad de orinar cada vez más seguido, tambien de noche, lo que se llama nicturia. Puede haber una mayor retención de líquidos, por lo que se te pueden hinchar los tobillos, manos y cara. Pueden aparecer contracciones leves, endurecimiento del abdomen o dolor de abdomen. Puedes tener gran acidez, ya que el estómago estará tan comprimido que los líquidos del estómago refluyan con más facilidad. Se te aconseja alimentos sanos, no frituras ni picantes, comer en pequeñas cantidades y varias veces al día, tomar lácteos y comer gelatina que te ayudarán a aplacar la acidez. Nada de te o café. El médico puede recomendarte algún antiácido. Consulta con él.

El líquido amniótico disminuye, a medida que el bebé acumula grasa a gran velocidad. Ya es capaz de ver y oír, incluso de llorar. En las últimas semanas ya se colocará de cabeza, con la misma encajada en la pelvis. Ya habrá desaparecido casi totalmente el bello (lanugo) que lo cubre. Sus huesos se endurecen, salvo los de la cabeza que permanecen blandos para el parto. Sus pulmones están casi totalmente desarrollados. Sus papilas gustativas ya están desarrolladas. Los ojos ya se le abren y cierran, responden al estímulo de la luz.

En las últimas semanas te sentirás repleta, a punto de estallar, los órganos apretados, incomodísima. Acostarse boca arriba es casi imposible, te sentirás aplastada, boca abajo, una utopía. Si te acuestas de costado quizás sientas dolor en las caderas. Puedes colocar una almohada entre las piernas para sentirte más cómoda.

De un día para otro sentirás y verás como tu panza baja, ya que el bebe se encajó en el pubis, y de esta manera sentirás un alivio en la respiración. Es uno de los primeros indicios de que está por nacer.

Tu médico te dará una fecha estimada de parto. Sólo 1 de cada 20 mujeres da a luz en esa fecha, pero de cualquier manera es una fecha que te dará mucha información útil, sobre todo cuando estés en las últimas semanas del embarazo. La mayoría de las mujeres entran en el trabajo de parto alrededor de dos semanas antes o después de la fecha estimada, entonces es importante que cuando se acerque esta fecha, prestes atención a determinados mensajes de tu cuerpo como alerta de que el parto está por llegar.

También te recomiendo que veas las imágenes de National Gografic para conocer la maravilla que está sucediendo en tu vientre.


addthis_pub = ‘sergein’;
addthis_language = ‘es’;

Share



De Babyplus Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: